viernes, 15 de junio de 2012

Aclaración sobre los insultos cotidianos

A usted le hablo. Sí, a usted, señor Ciudadano Promedio. Sepa -y espero quede bien claro- que su variopinta selección de insultos no me afecta. O más bien debería decir, no me afecta de la manera en que usted cree que lo hace. Déjeme comenzar con esa forma en que a veces, ya sea por chota o por que de veras está enojado usted utiliza la palabra "playo", o "maricón", o "loca". Ninguna de esas debería ser un insulto ¿sabe? Deje y le explico. Si bien es cierto no soy homosexual, creo firmemente que si lo fuera lo aceptaría con mucho orgullo, porque no es algo de lo que uno debería avergonzarse, a diferencia de lo que usted piensa. ¿Quién es usted para decir qué es correcto o incorrecto? Antes de que me salga con eso, permítame decirle que me resbalan los debates sobre si la gente "nace o se hace". ¿A quién le importa? Cada persona tiene derecho a expresar su sexualidad como le de la gana siempre y cuando no lastime a otras, y además tiene derecho a hacerlo sin que por eso su preferencia le haga caer en la categoría de lo marginal, abominal o execrable.

Y ya que estamos en estas, sepa que tampoco me siento insultado cuando me dice, con cierta sorna, "nica". Al contrario, me sentiría muy contento de ser miembro de una nación de hombres y mujeres con un espíritu incansable, con voluntad de hierro. De haber nacido en un país que (como el mío) es bello en toda su extensión. Dígame ¿qué sentiría usted si, estando en otras latitudes, descubre que la forma en que la gente humilla a otra es diciéndole "tico"? ¿Ah? ¿Qué tal si el repudio en ese lugar fuera tan generalizado que usted tendría que llegar a ocultar su origen costarricense por temor a burlas o maltratos? ¿Ha intentado ponerse en los zapatos de quienes migran buscando una oportunidad, escapando de la amenaza de la pobreza extrema?

Espere nomás, que no he acabado. Me molesta sobremanera que use el adjetivo "indio" de manera despectiva. Probablemente usted en su ignorancia no entienda que los aborígenes, habitantes originales de estas tierras, simplemente tienen una cultura que, además de milenaria, es distinta a la nuestra. Y que además viven como viven porque desde hace muchos años, digamos siglos, se les ha marginado sistemáticamente, obstruyendo su capacidad de adaptación y cualquier oportunidad de desarrollo. Y mejor ni empezamos a hablar de la forma en que usted se burla de la gente de otro color, de la manera en que indiscriminadamente usted escupe las palabras "chino" o "negro" con la idea de burlarse o herir. Se le olvida que usted mismo es una mezcla, sí, sí. Mestizo, exactamente. Y que a los ojos de personas en otras partes del mundo, usted es el "raro". Las diferencias existen, aprenda a respetarlas. 

Mire, no quiero que se vaya sin mencionar que tampoco me hace sentir mal si me llama "nenita", o si con cualquier comentario implícitamente quiere darme a entender que soy "como una mujer". Pero dígame usted ¿como sentirme insultado si las mujeres no son, de ninguna forma, inferiores? Usted probablemente desde su falso pedestal machista y patriarcal lo ve así, pero sepa que está muy equivocado. Aquello del "sexo débil" no es más que un patético mito para sostener un estúpido ideal de superioridad. No entiendo como usted no puede sentir otra cosa que no sea admiración por las mujeres y su manera de enfrentar este mundo en el que nacen nadando contra corriente.

Mire, yo sé que, de repente, no es su culpa. Que ha vivido usted años bajo la educación de sus padres, la intensa doble moral religiosa de este país y el extendido techo de los prejuicios. Que muchas de estas cosas son ya tan "normales" que son básicamente imperceptibles (como cuando alguien cuenta "inocentes" chistes sobre los nicas). Pero déjeme decirle, ya para que siga su camino, que tiene usted una muy buena oportunidad. Y no se trata de abordar con hipocresía lo "políticamente correcto", si no de entender, de una vez por todas, que la humanidad es un hermoso crisol que no deja, ni dejará nunca, de fundirse. Ande, váyase, que lo deja el bus. Y deje de leer "la teja", por amor a lo más sagrado. Y sí puede (último favor que le pido, en serio) ponga otro canal a la hora que dan "combate". Adiós.

No hay comentarios.: